Periodismo Alternativo

Con un toque de triste ironía, los grandes empresarios y la élite gubernamental y política mundial consumen alimentos sanos y orgánicos, mientras que las masas, esas mismas personas que supuestamente están representados y protegidos por sus gobiernos, son envenenados por ocultos organismos modificados genéticamente, plaguicidas y contaminantes peligrosos.

Ver la entrada original 661 palabras más

Anuncios